agosto 2009

Hasta ahora nadie había puesto imágenes. Y hasta ahora muy pocos habían contado una historia. La mayoría iba a la anécdota. Hoy estuve hablando con un plomero. Me dijo que me cobra 750 pesos por repararme el inodoro.
Un zarpado.
Pero es del oeste. Eso está bueno. En el oeste está el agite y también están los plomeros más caros. Me gusta su nombre. Daniel Sosa. Tiene pinta de padrino. Es igual a mi padrino.

Pero no hablemos de mí. Hablemos de mis ideas.
Hoy tengo ganas de separarme de vos. Eso le dije. Bah, antes de decírselo, lo pensé. Mucho. Hoy tengo ganas de separarme de vos… y no verte más. Tenés mis cosas guardadas en todos los rincones de la casa. Tenés fotos mías en todas las carpetas de tu computadora. Tenés un montón de ideas de cómo van a ser nuestros hijos. Y yo no. A mí me tildan cosas como caminar por Tucumán y Junín y esquivar linyeras. Que duermen. Hay linyeras que duermen y otros que hablan. ¿Nunca les pasó? ¿Que les hable un linyera? Prueben. Porque está intenso. (continuar leyendo)

Leer más